martes, 22 de abril de 2014

Bizcocho de manzana y yogur

Ingredientes
1 yogur de limón
1 bote de yogur de aceite de oliva
2 botes de yogur de harina
2 botes de yogur de azúcar
3 huevos
1 sobre de levadura
1 manzana

Elaboración
Bate los 3 huevos con el azúcar. Añade la harina con la levadura y mézclalo con la ayuda de la batidora.
Agrega el yogur y el aceite, batiéndolo muy bien.
Vierte la mezcla en un molde untado con un poco de mantequilla y harina. Coloca sobre la masa la manzana fileteada.
Introduce el molde en el horno a 170 grados durante 30 minutos. (Cuando empieza a subir se pone un poco de papel de aluminio para que no se queme)

A DISFRUTAR.

martes, 15 de abril de 2014

Dallas Buyers Club

Ficha técnica. Película: Dallas Buyers Club. Dirección: Jean-Marc ValléePaís: USAAño: 2013. Duración: 117 min. Género: BiopicdramaInterpretación: Matthew McConaughey (Ron Woodroof), Jared Leto (Rayon), Jennifer Garner (Eve), Denis O’Hare (Dr. Sevard), Steve Zahn (Tucker), Dallas Roberts (David), Kevin Rankin (T.J.). Guion: Craig Borten y Melisa Wallack. Producción: Robbie Brenner y Rachel Winter. Fotografía: Yves Bélanger. Montaje: Martin Pensa y Jean-Marc Vallée. Diseño de producción: John Paino. Vestuario: Kurt & Bart. Distribuidora: Vértigo Films. 

Sinopsis

Cuando a Ron Woodroof se le diagnostica que tiene el virus del SIDA, se le prescribe un fármaco altamente tóxico y se le pronostican 30 días de vida. Reacio a aceptar esa sentencia de muerte, Woodroof se introduce en el mundo de los fármacos clandestinos y acaba convirtiéndose en el mayor promotor de un tratamiento no aprobado legalmente que no solo le alivia de la enfermedad, sino que también prolonga su vida. 
Woodroof inicia una batalla contra la Administración de Alimentos y Medicamentos, y da pie a una campaña de concienciación sobre la desinformación del Gobierno para ayudar a todas las víctimas silenciosas que sufren el virus del SIDA.

A Basajaun le gusta Beresi

El pasado sábado se celebró el primer aniversario de Basajaun, personaje mitológico vasco, que toma vida en un paraje de Axpe-Busturia. Con la isla de Izaro al norte, el monte Oiz al sur y la marisma de Urdaibai al este, la escultura vegetal del señor del bosque surge entre la vegetación del evocador bosque de Berezi.
Rober Garay, artista multidisciplinar, ha creado un proyecto de “Landa Art” con una veintena de obras escultóricas con el propósito de dar a conocer los mitos y leyendas de esta comarca.
Como explica el artista bilbaíno afincado en Urdaibai, la escultura de Basajaun está realizada con ramas, troncos, palos y corteza de eucalipto. Mide casi cuatro metros de largo, dos de ancho y pesa unos 1.500 kilos. Añade que su creación “es un enorme hongo que brota de la tierra y que a diferencia del resto de sus creaciones permanecerá con el tiempo y sufrirá transformaciones porque su origen es un árbol en constante crecimiento, lleno de vida”.
Pero durante el paseo por el bosque surgen, como afirma Garay, “pequeñas travesuras de la naturaleza” como las obras Nido, Hazur bide, Lamia, o los Sketch books, que atrapan la atención del visitante.
El itinerario “Basajaunaren ibilibidea” es una iniciativa creada por Garay y el colectivo UrdaibaiOn para promocionar el arte, la mitología y la naturaleza de este privilegiado entorno.
Este bosque, según el escritor Edorta Jiménez, es el primer paso para crear el recorrido de la mitología vasca en Busturialdea como los galtzagorris de Murueta, Mari, junto a la cueva de Axpe Busturia, las lamias de los ríos y Gaueko.

El proyecto de este colectivo de servicios de cultura y ocio, en colaboración con Torre Madariaga,  ofrece visitas guiadas, tanto por el bosque como por la marisma de Urdaibai en el barco Urandere, con el narrador Doroteo Zobaran, con el escritor Edorta Jiménez y con el artista Rober Garay. Los interesados-as en las visitas deben realizar sus reservas en la página web del colectivo o en el teléfono 626 859 477.







miércoles, 2 de abril de 2014

Yoko Ono en el Guggenheim

El Museo Guggenheim Bilbao presenta una exposición monográfica de Yoko Ono (Tokio, 1933) con casi 200 obras distribuidas en varias secciones temáticas que incluyen instalaciones, objetos, películas, dibujos, fotografías, texto, audio y documentación sobre performances realizadas en el pasado, Yoko Ono. Half-A-Wind Show — Retrospectiva ofrece una visión completa de la múltiple producción de esta artista pionera del arte conceptual y la performance.
Según los organizadores, las ideas, no los materiales, son el principal componente de su obra. Muchas de esas ideas son poéticas, absurdas y utópicas, aunque otras son específicas y factibles. Algunas se convierten en objetos, otras permanecen inmateriales. Su obra refleja a menudo el sentido del humor de la artista y su pronunciada actitud crítica y social.
El punto de partida de muchas de las obras de Ono se encuentra en las Instrucciones, directrices orales o escritas que da al público, al que ofrece diversas sugerencias y asigna un papel mucho más activo del habitual en el mundo del arte. Incluso muchas de las piezas podrían considerarse incompletas sin la participación física o mental del espectador. En 1964, Yoko Ono publicó el rompedor volumen Grapefruit (Pomelo), que incluye muchas de estas instrucciones, añaden.
La muestra, que se ha organizado con ocasión del ochenta aniversario de Ono, comienza con la presentación de algunas de las obras más significativas de la década de 1960, entre las que destacan sus primeras performances, obras en papel y objetos. Durante esta época, Ono se convirtió en figura destacada de la vanguardia neoyorquina y mantuvo una estrecha relación con otros artistas, como el músico John Cage, con George Maciunas, fundador del movimiento Fluxus, y con el cineasta Jonas Mekas. Otras secciones de la exposición, que recorre toda su carrera hasta la actualidad, están dedicadas a su producción cinematográfica y musical. Algunas de estas obras, inspiradas en su colaboración con John Lennon, se exponen junto a proyectos más recientes, como el álbum que Ono grabó con Thurston Moore y Kim Gordon en 2012. La última sección presenta sus últimas instalaciones y obras participativas, algunas de ellas ideadas especialmente para esta retrospectiva.
Una de las facetas más importantes de Yoko Ono ha sido su compromiso con la defensa de los derechos humanos. A través de acciones, escritos o reuniones públicas, ha abogado por causas no siempre fáciles de defender para una figura pública.
Como la perfomance de protesta no violenta de la cama por la paz, en la que Jhon Lenon y Yoko Ono protestaban contra la guerra de Vietnam (1969). Este acontecimiento llevó a la filmación del documental Bed Peace.
Asimismo, Yoko es recordada por aquello que dijo Paul McCartney cuando se separaron los Beatles "la culpa la tiene Yoko". Pero en 2012, Paul habló de nuevo de aquel asunto y dijo: "Sin duda, Yoko no rompió a los Beatles". A lo que ella contestó: "Ahora dices eso, ¿después de 40 años?". Seguimos sin conocer a esta artista plástica y musical que afirma que "lo opuesto al amor es el miedo, no el odio".

La exposición se podrá visitar en la tercera planta de la pinacoteca bilbaina hasta el 1 de septiembre.



martes, 1 de abril de 2014

EPA Erandio visita el Museo de Bellas Artes de Bilbao

Ayer por la tarde EPA Erandio estuvo en el Museo de Bellas Artes de Bilbao viendo el cuadro En la romería, de Aurelio Arteta, después de trabajar durante este cuatrimestre la novela Bilbao-New York-Bilbao, del escritor ondarrés Kirmen Uribe. En el libro se cuenta la historia de la confección del mural.
El mural, que ingresó en el Museo en 1963 como donación de los Bastida, lo pintó Arteta en el chalet de Ondarroa donde veraneaba su amigo, el arquitecto Ricardo Bastida, en 1922.
Bastida quería que Arteta pintara los murales del hall del Banco Bilbao de Madrid y el pintor aceptó el encargo. Para adiestrarse en la técnica del mural, utilizó las paredes del citado chalet y compuso el fresco “En la romería”.
El mural, fresco trasladado a soporte móvil, aparece como tríptico en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Destacan sus colores vivos y el motivo central: la romería en el que los dos mundos, el rural y el urbano se unen con gran optimismo bajo la influencia del Art Decó.
La obra se puede contemplar en el primer piso del edificio antiguo en la sección de pintura vasca.
Aurelio Arteta (Bilbao 2-12-1879; México, 10-11-1940) nació en la bilbaína calle de Askao. Comenzó sus estudios en la Escuela de Artes y Oficios de Bilbao. En 1894 toda la familia se trasladó a Valladolid. Posteriormente viajó a Madrid, estudiando en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Como no quería ser una carga para su familia, Arteta simultaneó sus estudios con los más diversos trabajos, tales como pintor de brocha gorda, ilustrador, dibujante de bordados, litógrafo e incluso como aplaudidor en teatros.
Un golpe de suerte, le proporciona, a los cinco años de malvivir, la oportunidad de estudiar en París: la Diputación de Bizkaia le concede, en 1902, una pensión de estudios, en abierta competición con el pintor Ángel Larroque. El tema fue "Un accidente de trabajo". Ese mismo año, cuando contaba con 23 de edad, se trasladó a París, estableciéndose en compañía del escultor Quintín de Torre (Cristo yacente y Dolorosa en la iglesia de San Vicente, Bilbao) en el célebre barrio de Montmartre. 
Tres años después, en 1905, realizó excursiones artísticas por Roma, Florencia, Milán y otros centros artísticos italianos que también habían de influenciarlo profundamente según todos sus críticos.
De regreso a Bilbao (1906) celebra su primera exposición personal en la conocida galería de arte Delclaux.
En 1921 recibe Arteta un importante encargo: la decoración del hall del Banco de Bilbao en Madrid. El fresco, obra magistral del autor, fue concluido en 1923. Es un friso circular que mide 36 m. de largo por 2 de alto; está dividido en 12 secciones. 
Desempeñó el cargo de director del Museo de Arte Moderno de Bilbao que le fue ofrecido en 1924 y del que dimitió en 1927 a consecuencia de un debate muy movido en el seno del Ayuntamiento bilbaíno. Este mismo año, 1927, Arteta recibió un gran homenaje de la intelectualidad española.
Con el cuadro titulado Bañistas -alarde de composición- obtuvo el Premio Nacional de Pintura de 1930, y Primera Medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes, celebrada en Madrid en 1932, con el cuadro Los hombres del mar.
La guerra de 1936 lo sorprendió en Madrid siendo profesor de la Escuela Superior de Pintura. 
De allí pasó al exilio y en Biarritz pintó cantidad de cuadros, casi todos ellos sobre temas de la guerra: poblaciones bombardeadas -entre ellas Gernika-, soldados de las brigadas internacionales, escenas del éxodo.
Después de sufrir innumerables calamidades y de estar detenido en los campos de concentración de Francia, llegó a México donde se estableció y pintó numerosos cuadros. A los pocos años de exiliarse en este país, murió en ciudad de Méjico, a consecuencia de un choque de tranvías.


Ruta literaria "La Higuera"

Excelente ruta literaria tras los pasos de “La Higuera”, de la mano de Gustavo Iduriaga. Getxo es el origen del universo, de la vida, de...