miércoles, 27 de diciembre de 2017

Tierra Santa (14)

Jerusalén

Molino Montefiore
Situado en el centro de Jerusalén Oeste, el Molino de Montefiore es uno de los monumentos más antiguos y famosos fuera de la Ciudad Vieja. Fue construido en 1858 por un filántropo anglo-judío, Sir Moses Montefiore, con el objetivo de generar empleo entre la humilde población inmigrante de judíos. Con la creación del molino y la construcción de dos filas de casas, Montefiore estableció el primer barrio judío fuera de las murallas de la Ciudad Vieja. En realidad, el molino apenas fue utilizado como tal y sufrió daños en la guerra de 1948, la que dio lugar a la creación del Estado de Israel. En la actualidad ha sido restaurado por la Fundación de Jerusalén y las viviendas forman la Colonia de Artistas Judíos, mientras que el molino se ha convertido en un museo sobre la vida de Montefiore. 




















Puerta de Los Leones
Recibe este nombre de los dos bajorrelieves de leones que la flanquean, aunque también es conocida como Puerta de San Esteban porque, según se dice, el santo fue martirizado no muy lejos de ella.














Puerta de Sión
Situada en la muralla sur, es la última de las cuatro puertas principales de la ciudad vieja de Jerusalén. Llamada así por el Monte Sión que se encuentra justo enfrente, es conocida por los árabes como Puerta de David al creerse que la tumba del profeta está cerca. Por ella se accede a los barrios armenio y judío.




















Puerta de Herodes
A pesar de su nombre, el famoso rey de Judea no tenía nada que ver con esta puerta. En árabe y hebreo esta puerta orientada hacia el norte, que conduce a los mercados de la Ciudad Vieja, se llama la Puerta de las Flores. Algunos dicen que el nombre deriva de una roseta tallada sobre ella. Sin embargo, en árabe una palabra similar significa "despertado", y puede referirse a un cementerio cercano y la esperanza de la resurrección. Aquí comienza la entrada al barrio musulmán para recorrer la Vía Dolorosa hasta el Santo Sepulcro.

 



















Vista de la ciudad desde el Monte de los Olivos
Y para terminar, la cima del Monte de los Olivos, fuera del barrio antiguo, ofrece la mejor panorámica de una ciudad.
Esta colina poblada de olivos alberga varios templos cristianos como la iglesia de Getsemaní, donde Jesús fue apresado, o la de Santa María Magdalena.
El monte de los Olivos está ubicado en el valle de Kidrón, al este de Jerusalén. Según la Biblia, era el lugar donde Jesús realizaba frecuentemente sus oraciones, e incluso se encontraba allí el día que fue arrestado.

Ahora territorio de la Autoridad Palestina.

Tierra Santa (13)

Jerusalén

Santo Sepulcro

El Santo Sepulcro se encuentra bajo la custodia de diversas confesiones cristianas, entre ellas, católicos, armenios ortodoxos y ortodoxos. Pero las llaves del Templo del Santo Sepulcro las tienen dos familias musulmanas.
El lugar, llamado también Gólgota (en arameo, Golgotha, 'calavera'), es el punto exacto donde —según los Evangelios— se produjo la Crucifixión, sepultura (en el féretro de José de Arimatea) y Resurrección de Cristo.
El sepulcro se encuentra en el centro de la iglesia y señala el lugar en que se cree que Jesús fue enterrado y donde posteriormente resucitó.
La iglesia se halla dentro de la Ciudad Vieja de Jerusalén, la cual a su vez se ubica en la línea de confluencia entre la Jerusalén oriental (árabe) y occidental (judía).
Al templo del Santo Sepulcro también se le conoce como Basílica de la Resurrección (en griego: Ναός της Αναστάσεως, Naós tis Anastáseos; en georgiano: Agdgomis Tadzari; en armenio: Surp Harutyun) o de la Anástasis (en griego, 'Resurrección').
Es uno de los centros más sagrados del Cristianismo y ha sido un importante centro de peregrinación desde el siglo IV.
Hoy día alberga la sede del Patriarca Ortodoxo de Jerusalén y es la catedral del Patriarcado Latino de Jerusalén.


Tierra Santa (12)

Jerusalén
La Vía Dolorosa

En el corazón de la Ciudad Vieja de Jerusalén se encuentra esta calle que se ha tomado tradicionalmente como el camino que hizo Jesús con la cruz cargada a sus espaldas camino de la crucifixión. A lo largo de esta pequeña ruta, que comienza en la Puerta de Los Leones, a través del barrio musulmán, se pueden ir observando las referencias a los distintos pasajes del Viacrucis, según la tradición cristiana, cuya última etapa se encuentra en la iglesia del Santo Sepulcro, la tumba de Cristo edificada sobre el Gólgota, la colina del Cráneo, el lugar de la crucifixión y la resurrección de Jesús. Su construcción se inició en el año 325, bajo el gobierno del emperador Constantino. 
Una gran cantidad de peregrinos acude a visitar este enclave periódicamente

Asimismo, en Jerusalén, durante la Última Cena Pascual en el cenáculo, Jesús fue traicionado por su discípulo Judas Iscariote y capturado por orden del Sanedrín, el Consejo de Jueces judíos. El Sumo Sacerdote Caifás lo acusaba de blasfemar contra la religión judía proclamándose como el “Mesías” o “Hijo de Dios”. Fue entregado al gobernador romano Poncio Pilatos, quien por presión de los aristócratas judíos y la muchedumbre, lo envió a la crucifixión.
Jesús fue llevado al monte Gólgota o Calvario, en las afueras de Jerusalén. Allí murió a la edad de 33 años. Según los evangelios, resucitó a los tres días de su muerte y cuarenta días después ascendió al cielo para unirse a Dios Padre.


Miles de jubilados/as se manifiestan en Bilbao

Miles de jubilados/as llenan las calles de Bilbao para reclamar pensiones "más dignas" y rechazar la «mísera» subida del 0,25% q...